CONSECUENCIAS DE TENER DEUDAS CON LA SEGURIDAD SOCIAL

Pérdida de bonificaciones.

Tener deudas con la Seguridad Social impide la posibilidad de beneficiarte de bonificaciones.

Si la Administración de oficio te da de alta como nuevo autónomo no podrás beneficiarte de la tarifa plana u otras bonificaciones en la cuota dirigidas a aquellos que inicien su actividad.  Y si se estás disfrutando de alguna de ellas perderás el derecho a seguir beneficiándote de ellas hasta ponerte al corriente con el pago de la deuda.

Desestimación de subvenciones.

Otra de las consecuencias es la denegación o el impago por parte de la Administración de subvenciones convocadas por cualquier organismo público. Así lo indica el artículo 13 de la Ley General de Subvenciones:

No podrán obtener la condición de beneficiario o entidad colaboradora de las subvenciones reguladas en esta Ley las personas o entidades en quienes concurra alguna de las circunstancias siguientes, salvo que por la naturaleza de la subvención se exceptue por su normativa reguladora:

e)No hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias o frente a la Seguridad Social impuestas por las disposiciones vigentes, en la forma que se determine reglamentariamente.

Impago de prestaciones.

Si en el momento de solicitar la jubilación tienes deudas pendientes con la Seguridad Social no podrás cobrar la pensión sin antes liquidarlas o en su defecto aplazarlas. Aunque no debes obviar que la Seguridad Social no admite el aplazamiento de deudas de importe inferiores al doble del Salario Mínimo Interprofesional mensual vigente.

Puede darse el caso que el deudor sea declarado incobrable por la Administración y la deuda no exigible. Pero para el cálculo de la pensión, el periodo pendiente de pago se descontará del tiempo total cotizado, lo que podría llevarte a no cumplir el tiempo mínimo requerido en caso de que la deuda sea cuantiosa y el periodo pendiente demasiado extendido.

Si en vez de la pensión por jubilación se solicita cualquier otra prestación como la de Incapacidad Temporal, la Administración invitará a ponerse al día con los pagos para poder acceder a la misma. Pero el pago de la deuda no contabiliza para cubrir el periodo de carencia necesario si no se cuenta con él en el período de solicitud de la prestación.