ELABORACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD EN TU EMPRESA

El artículo 1 del Real Decreto Ley 6/2019 incrementó el número de empresas obligadas a elaborar y aplicar un plan de igualdad. Obligando a todas las empresas de 50 o más trabajadores a disponer de éste.

La entrada en vigor de esta obligación dependerá del volumen de plantilla:

Entre 50 y 100 trabajadores: 7 de marzo de 2022.

Entre 101 y 150 trabajadores: 7 de marzo de 2021.

Entre 151 y 250 de trabajadores: 7 de marzo de 2020.

Las sanciones por no disponer de un plan de igualdad oscilan entre los 600 y 187.515 euros.

El plan de igualdad deberá contener un conjunto de medidas dirigidas a reducir las desigualdades entre los hombres y mujeres de tu plantilla.

PASOS A SEGUIR EN LA ELABORACIÓN DE UN PLAN DE IGUALDAD

PRIMERO.- CREACIÓN DE UNA COMISIÓN DE IGUALDAD

Se trata de una comisión negociadora que estará presente durante el proceso de diagnóstico, de creación y de implantación del plan.

Elaborará un diagnóstico previo en coordinación con el Representante Legal de los Trabajadores.

SEGUNDO.- DIAGNÓSTICO PREVIO DEL PLAN DE IGUALDAD

El contenido del diagnóstico incluirá la siguiente información de la empresa:

Proceso de selección y contratación.

Clasificación profesional de la plantilla.

Formación que se facilita a los trabajadores.

Promoción del personal en el seno de la empresa.

Condiciones de trabajo, entre las que se deberá incluir una auditoría salarial entre hombres y mujeres.

Ejercicio corresponsable de los derechos de vida familiar y laboral.

Infra-representación femenina, en caso de que exista.

Retribuciones diferenciadas por el género.

-Prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

TERCERO.- ELABORACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD

En base a los resultados obtenidos en la fase de diagnóstico se creará el plan de igualdad. El cual contendrá diferentes medidas que contribuyan a mejorar las situaciones de desigualdad.

Se deberían determinar los objetivos a alcanzar para cada una de esas medidas, su desarrollo y planificación. Esos objetivos deberán ser cuantificables o medibles, ya que la normativa establece que sean evaluables.

CUARTO.- IMPLEMENTACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD

No basta con elaborar el plan de igualdad, este deberá ser implementado. Cada medida debe contener unas directrices para su implementación, que faciliten este proceso.

Como posteriormente debe evaluarse el grado de consecución de cada objetivo, sería conveniente la creación de una Comisión para su seguimiento.

QUINTO.- REGISTRO DEL PLAN DE IGUALDAD

La empresa debe inscribir el plan en un Registro de Planes de Igualdad de las empresas, como parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos, que dependerá de la autoridad competente en materia laboral de las Comunidades Autónomas o Trabajo.

REGISTRO SALARIAL

Además del plan de igualdad, cuando la empresa tengas más de 50 trabajadores, deberá realizar un registro con los valores medios de salarios, complementos salariales y extra-salariales.

El registro contendrá los salarios divididos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo de igual valor. Y deberá dividirse por sexo, para que se pueda valorar si existe brecha salarial.

Si el promedio de retribuciones de los trabajadores de un sexo sea superior al otro en un 25% se tendrá que incluir una justificación.

Este registro deberá estar a disposición de los trabajadores, y podrá ser solicitado a través del Representante Legal de los Trabajadores. Y es recomendable que forme parte del Plan de Igualdad.