FORMACIÓN OBLIGATORIA PARA LAS EMPRESAS HOSTELERAS

CURSO DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS DE ALTO RIESGO

El Reglamento CE 852/2004 introdujo esta obligación.

Debe ser realizado por todas aquellas personas que, por su actividad tienen contacto directo con los alimentos, durante su preparación, envasado, almacenamiento, transporte, venta o servicio. Es decir, camareros, cocineros, reponedores, almacenistas, personal de comedores escolares, centros de ocio, etc., deben realizar el curso para poder realizar esa actividad.

No necesita renovarse, solamente se exigirá la realización de un nuevo curso en caso de que haya una inspección y se detecten carencias o una incorrecta manipulación de alimentos.

CURSO DE ALERGIAS ALIMENTARIAS

El Real Decreto 126/2015, de 27 de febrero, obliga a las empresas alimentarias y hosteleras a conocer los diferentes alérgenos más frecuentes, cómo manipular los alimentos para evitar su contaminación, realizar el correcto etiquetado y facilitar una adecuada información al consumidor.

La normativa no indica que sea obligatorio, pero sí que la empresa cumpla adecuadamente con esta normativa.

No se debe obviar que, en caso de una incidencia por la presencia de un alérgeno en un alimento, las sanciones oscilarían entre 5.000 y 600.000 euros, en función de su gravedad.

Es recomendable que toda la plantilla esté formada, ya que guarda relación tanto con las labores de aprovisionamiento de materias primas, como a los cocineros y camareros que deben informar al cliente final. Todo el personal debe conocer qué alimentos son considerados alérgenos, cómo debe preparar los alimentos en estos casos, y cómo informar a los clientes.

CURSO DE SEGURIDAD ALIMENTARIA, APPCC, SEGUIMIENTO Y VERIFICACIÓN

Desde la entrada en vigor del Real Decreto 126/2015, de 27 de febrero, las empresas hosteleras y alimentarias están obligadas a conocer los requisitos establecidos para velar por la inocuidad de los alimentos dentro de la cadena alimentaria o su producción.

La empresa no está obligada a realizar una formación, pero si su personal no manipula adecuadamente los alimentos, no se realizan adecuadamente los registros, no se establecen los parámetros y posibles puntos de riesgo, en caso de una incidencia, la empresa podría ser sancionada.

Para la consecución de estos objetivos se recomienda la realización de acciones formativas sobre seguridad alimentaria y APPCC.