LA AGENCIA TRIBUTARIA PODRÁ HACER TRIBUTAR POR INDEMNIZACIONES DE DESPIDO

Según el criterio de la Audiencia Nacional y el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) la AEAT podrá hacer tributar por indemnizaciones de despido de 4 años atrás.

El artículo 7 de la Ley del Impuesto del IRPF establece que, desde el 1 de agosto de 2014, están exentas de tributar todas aquellas indemnizaciones por despido cuya cuantía sea inferior a 180.000 euros.

También se incluirán en dicha exención los despidos colectivos o de ERE si el inicio se ha aprobado antes del 1 de agosto de 2014.

Para que el trabajador se pueda acoger a la exención de tributar debe existir una desvinculación real efectiva de éste respecto a la empresa. Y se presumirá que no existe desvinculación si el trabajador vuelve a trabajar para la misma empresa en los 3 años siguientes al despido.

Hasta el momento, para tener derecho a la exención el único requisito era el cumplimiento del procedimiento de conciliación laboral. Sin embargo, recientes resoluciones de la Audiencia Nacional y TEAC abren la puerta a que la Agencia Tributaria pueda reclamar la tributación a personas que hayan recibido indemnizaciones en los últimos 4 años. Ya que consideran insuficiente la existencia un acto de conciliación.

Pues consideran que la existencia de un acto de conciliación no determina la naturaleza de ese despido. Por tanto, los motivos que dieron lugar a la extinción serán una prueba fundamental.

A partir de ahora, la Agencia Tributaria presumirá que cualquier indemnización podría ser sospechosa de pacto entre empresa y trabajador. Para ello, tendría en cuenta indicios como la antigüedad o tener una edad cercana a la jubilación.

Es probable que la Agencia Tributaria inicie inspecciones sobre las indemnizaciones que hayan sido consideradas exentas en los últimos años. Para reunir indicios que prueben un pacto entre empresa y trabajador.